Ecoescuela Takum

Puente Genil, Córdoba, España
Finished 01 / 09 / 2021
Funded!
Received
€ 2.000
Minimum
€ 900
Optimum
€ 1.850
32 Backers
Contributing € 20
Agradecimiento en las redes sociales

Dedicaremos un post a agradecer de todo corazón las ayudas recibidas.

> 03 Backers
Contributing € 50
Agracedimiento en las redes y apadrina a un animal.

En Takum estamos en constante acogida de animales sin hogar para nuestra granja ¿quieres ponerle nombre a un pollito, conejo o gatito? ¡Te enviarémos la foto!
Además aradeceremos públicamente en nuestras redes y de todo corazón cualquier ayuda recibida.

> 04 Backers
Contributing € 100
Agradecimiento más loseta.

En Takum vamos a dedicar un muro junto al huerto a aquellas personas que nos ayudan a crecer ahora un poquito más. Además agradeceremos públicamente en nuestras redes de todo corazón.

> 05 Backers
Contributing € 200
Agradecimiento, loseta y apadrina un animal

Sentir gratitud y no expresarla es como envolver un regalo y no darlo, dice el haiku. Nosotros lo expresaremos añadiendo una loseta con tu nombre junto al huerto, poniendo el nombre que tu elijas a un pollito, conejo o gato y publicandolo en las redes sociales.

> 00 Backers
Contributing € 500
Envío de postal dedicada

¡Nuca olvidaremos tu ayuda y esperamos que nunca nos olvides! Para ello te enviaremos una preciosa postal dedicada directamente a tu hogar. Además añadiremos una loseta con tu nombre junto a el huerto.

> 00 Backers

About this project

Iniciativa de Madre de Día al aire libre. Atención a la necesidades reales de la primera infancia en contacto con la naturaleza.
Material Minimum Optimum
Carrito cuádruple
Para el próximo curso necesitamos muchísimo un carrito especial para Madre de Día, ¿no sabías que existían? ¡pues si! Se trata de un carrito de nada menos que cuatro plazas y con él podremos dar paseitos entre las granjas vecinas, que calmen y coordinen los ritmos de sueño de los bebés. El alto coste de este material tan necesario para el curso que viene ha sido el principal motivo por el que hoy me lees aquí.
€ 900
Cuentos respetuosos
Va siendo hora de renovar la biblioteca de Takum. Prácticamente todos los cuentos de los que disponemos son donaciones, y aunque las agradecemos enormemente, hay algunos que no encajan del todo con los valores que aquí trabajamos. Nos gustaría adaptar la biblioteca a nuestros objetivos. ¿Nos ayudas?
€ 200
Infrastructure Minimum Optimum
Escalera para la granja
El paso del tiempo y la humedad (algo ha ayudado la cabra también, he de decir) han dejado hecho astillas el tercer escalón que baja de la cabreriza al ganillero, lo que dificulta el paso a los más pequeños y a las personas con dificultad de movimiento. Necesitamos comprar grava, madera y una barandilla para reconstruirlas en su totalidad, ya que los escalones restantes también están en mal estado.
€ 250
Arreglar el gallinero
Las gallinas en Takum corren a sus anchas, ¡y nos encanta verlas en libertad absoluta! Pero nos gustaría arreglar la verja del gallinero, el corral y ponerles algunos ponederos en alto, para que estén cómodas y así la listilla de Chivi...¡deje de robarles la comida!
€ 500
Total € 900 € 1.850
Necessary
Supplemental

General information

¿Qué es Takum?

Tiempo para acompañar
Amor para cuidar
Kinestesia para sentir el movimiento en libertad
Unión y vínculo para dar seguridad
Madre Tierra para aprender desde las raices de nuestro Ser

Takum es el nombre de mi iniciativa de Madre de Día al aire libre. Las Madres de Día somos profesionales de la educación que ofrecemos un servicio de acción social en nuestro propio hogar, atendiendo y acompañando a un grupo de peques de 0 a 3 años en todas sus necesidades.

Se trata de otorgar una continuidad del ambiente familiar, devolviendo a la infancia los tiempos pausados que les pertenecen, mediante la calidez del entorno, los cuidados, la preparación de materiales y espacios adecuados a su desarrollo... y en definitiva siguiendo su ritmo.

Este es su otro hogar, en el que lanzarse a nuevas experiencias. Una casa de niños y niñas, por la que se mueven con libertad entre los espacios según sus intereses, desarrollando iniciativas y destrezas desde dentro hacia afuera.Takum es exactamente lo que cada niño o niña quiere que sea.

Description of the project. Main features, strengths and differentials.

Construyendo Takum

Takum se sostiene en base a estos dos elementos:

El vínculo: En Takum, como en cualquier iniciativa de Madre de Día, el vínculo entre peque y acompañante es el punto de partida. Este se propicia desde el primer día mediante una separación muy progresiva de su figura principal de apego, tiempo durante el cual el niño o niña irá familiarizandose y entablando lazos afectivos con su nueva acompañante y los espacios que habitará. Este vínculo se fortalecerá mediante la presencia directa y los cuidados atentos durante el día a día.

El juego al aire libre: LLueva o haga sol en takum pasamos 365 días al año jugando al aire libre. Las zonas cubiertas, pero sobre todo la ropa adecuada para cada ocasión nos permiten disfrutar y vivenciar los diferentes climas. En estos espacios las niñas y los niños desarrollan sus movimientos en libertad, se enriquecen de todos los recursos naturales al alcance y vivencian el valor de la naturaleza y la biodiversidad desde los primeros años de vida.

Nuestros objetivos principales son:

-Ofrecer una opción para la Crianza Respetuosa en Puente Genil.

-Acompañar en todas las emociones desde la Comunicación no Violenta, ofreciendo escucha empática y estrategias para la resolución de conflictos.

-Favorecer el contacto con el medio natural y el juego al aire libre desde las primeras edades.

-Propiciar la vivencia emocional de valores de sostenibilidad mediambiental y de respeto a la biodiversidad.

-Preparar el terreno de cultivo para el desarrollo de niños y niñas autónomos, con iniciativa, que se convertirán en adultos y adultas sanos, conscientes de si mismos y responsables de sus propias decisiones.

-Apoyar a las familias en las dificultades de la crianza y la mapaternidad.

-Crear una tribu de familias donde encontrar desahogo, apoyo y criar en comunidad.

Why this is important

Takum, reflejo de mi infancia

El tacto del barro
Esconderme entre la hierba o sobre los árboles
Pisar descalza la tierra arada
Mordisquear el tallo tierno de una espiga
Encontrar un erizo bajo el olivo
Comer higos a la sombra de la higuera
Compartir habas frescas con una mula
Colecionar botones de colores
Bailar como loca

Son recuerdos de mi más tierna infancia, recuerdos que me marcaron y que aún hoy me emocionan.

Sin embargo las aulas en las que comencé a ejercer mi profesión de maestra quedaban muy lejos de estas experiencias, lejos del disfrute. Recuerdo reflexionar junto a mi madre, cuando tenía unos 10 años sobre cómo cuando se cumplen necesidades y espectativas biológicas nos invade el placer, y sin embargo, pese a ser el aprendizaje una de esas espectativas naturales, encontraba disgusto en hacer todas las tareas impuestas desde la escuela. Así pues tuve muy claro desde muy pronto que debía encontrar ese equilibrio entre aprendizaje y naturaleza dedicandome a la educación desde mi propio punto de vista.

Fascinada por la primera infancia, por la complejidad de los procesos madurativos que en ella ocurren, por la inmensa fragilidad que hace que vivencias que ni recordamos formen parte de lo que somos y de como nos relacionamos con el entorno en la adultez, me entregué por completo a ella, descubriendo que los verdaderos maestros y maestras son ellos y ellas, los niños y niñas.

Quise encontrar una manera de ejercer mi profesión teniendo en cuenta también que la familia no fuera un ámbito paralelo, sino que padre y madre formaran parte de mi labor, y yo a su vez formara, de alguna manera, parte de la familia.

Por esta razón, este proyecto va dirigido a familias que tras las bajas de maternidad y paternidad tienen que volver al trabajo pero quieren asegurarse de que su hija o hijo reciba una atención lo más parecida posible a la que recibiría en casa, con cuidados individuales, donde respeten sus ritmos, en un espacio abierto, con posibilidades infinitas al aire libre, donde pueda desarrollarse en todos los aspectos mediante ambientes preparados profesionalmente y donde pueda moverse en libertad. Son familias que se preocupan por una crianza respetuosa de sus hijos y buscan en la Madre de Día un apoyo en las dificultades que van surgiendo durante la misma.

Team and experience

El nacimiento de Takum

Hace aproximadamente 6 años emprendí, junto a una compañera y amiga, un proyecto llamado Ecoescuela Takum Takum, aún sin poner mucho orden a mis ideas, pero teniendo dos pilares muy claros: el valor del desarrollo infantil al aire libre y la importancia de seguir los ritmos de cada niña o niño.

Sin embargo al cabo de un año aproximadamente, tras la marcha de mi compañera, el proyecto comenzó, casi sin darme cuenta, a tomar cuerpo mediante mis formaciones, visitas a iniciativas cercanas...

Finalmete conocí la figura de Madre de Día y me vi completamente reflejada. Así fue como terminé de dar forma a mi proyecto gracias a otras Madres de Día que tanto me han ayudado y con las que me sigo sintiendo respaldada y unida a día de hoy. Es cierto que desarrollo de manera individual mi trabajo como Madre de Día, sin embargo tengo detrás a varios equipazos, con los que siempre comparto dudas y experiencias y de los que aprendo cada día. Estos equipos son: Desde el Regazo (unión de Madres de Día de Córdoba), la Asociación de Madres y Padres de Día de Andalucía y la Red de Madres de Día (a nivel nacional).

Nuestra casita está a las afueras de Puente Genil, lo que nos da la maravillosa posibilidad de tener diferentes espacios diseñados para el disfrute y por lo tanto el desarrollo de los más pequeños, al aire libre:

-La casita: En el interior de la casita encontramos nuestro refugio en los días más fríos. Recolectamos la leña y aprendemos a calentar el hogar mediante el fuego con la cautela correpondiente pero disfrutando de todo el proceso. Es un espacio para el descanso pero también para la lectura de cuentos y actividades tranquilas y concentradas.

-El porche: Zona destinada al movimiento libre. Espacio preparado con módulos de inspiración Pikler. Independientemente de la lluvia o el sol, tanto para los primeros pasos como para trepar y saltar...sin duda unos de los espacios favoritos de todos y todas.

-El cobertizo: Espacio para la expresión artística y musical, también para las construcciones y propuestas sensoriales. Allí encontrarás una mesa con manchas de pintura, nuestro baúl de los disfraces, la caja de arena y otras propuestas que van y vienen...

-El jardín: Repleto de frutales, es un lugar que nos encanta, sobre todo en los días más calurosos ya que siempre hay una sombra fresca en la que descansar sobre la hierba. Lugar para el diálogo final de la jornada donde hacemos balance de las emociones del día, también de relajación, juegos del escondite y carreras de "motos"... Actividades muy variopintas. En cada estación nos sorprende además con un nuevo fruto (melocotón, granada, madarina, naranja, pera, ciruela...). Hay quien dice que es un bosque disfrazado de jardín.

-La piscina: Se trata de una pequeña piscina escalonada, con cubierta rígida y corredera. A parte de la seguridad que otorga esta cubierta anticaidas, mantiene el agua más cálida ideal para peques frioleros, además la cúpula tiene filtro solar por lo que los baños son tranquilos y sin riesgos de quemaduras. El grupo educido me permite atenderlos con tranquilidad tambien en el agua (a partir del año y medio).

-La granja: Allí encontraréis la cabreriza donde vive nuestra cabra Chivi, la conejera de Teo, el gallinero de Manzanita y Curro, y la bañera de la pata Martina. Los felinos Hipatia y Leo mantienen a raya la población de roedores mientras que Takumi, ya jubilada, duerme plácidamente en lo alto del muro. Además de un lugar para la convivencia y cuidado de los animales, este lugar es inspiración de las historias más fantásticas, de retos, de construcciónes y actividad bruta. Recolectar huevos, trepar al níspero o por la cuerda de la higuera, tumbarse en la hamaca que cuelga del árbol para inventar historias, rastrillar las hojas secas, construir con ladrillos de verdad, hacer agujeros en la tierra y llevar las lombrices a la compostera...cada cual elige su actividad ¿si fueras takumita dónde te verías?

-El huerto: Pepinos, tomates, calabacines, pimientos, cebollas...El cultivar y cosechar producen un placer muy conectado con nuestras raices ancestrales, y la ilusión en el huerto es tremenda al ver crecer la verdura. Observar procesos: germinación, polinización...les fascina. Además así la alimentación cobra otro sentido.

Social commitment